El Medio Ambiente, la Víctima Silenciosa y Olvidada del Conflicto Armado en Nariño

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El derecho a gozar de un medioambiente sano hace parte de los llamados derechos humanos de tercera generación que surgieron motivados por una serie de preocupaciones globales propias de finales del siglo XX y principios del XXI, principalmente el calentamiento global y sus implicaciones en el clima mundial y en el bienestar de la humanidad y los ecosistemas.

En reconocimiento de este derecho, en años recientes las Altas Cortes a través de varias sentencias han abordado el hecho de asignarle a determinados elementos del ambiente, la calidad de sujeto de derechos. Entre ellas merecen resaltarse la Sentencia T-622 de 2016, de la Corte Constitucional en la cual le asignó al Rio Atrato la calidad de sujeto de derechos o la Sentencia 11001-22-03-000-2018-00319-01 de la Corte Suprema de Justicia, que reconoció a la Amazonía Colombiana como entidad sujeta de derechos.

El departamento de Nariño hace parte del ecosistema del Chocó Biogeográfico que va desde el norte de Ecuador hasta Panamá, región que, con una extensión de 187.400 kilómetros, está aislada del resto de las tierras bajas de Suramérica por la cordillera de los Andes. Un lugar habitado históricamente por comunidades indígenas y afro con una biodiversidad única en el planeta donde habitan dos mil especies de fauna y flora endémicas; es decir, que solo se encuentran en este lugar (WWF, 2020).

Esta riqueza natural está en alto riesgo por actividades como el narcotráfico y la minería ilegal que per se son altamente depredadoras del medio ambiente y son fuentes de rentas para los grupos armados ilegales y. En primer lugar,  la deforestación asociada a cultivos de coca tiene impactos relacionados con la pérdida y migración de la fauna y flora de estos bosques, pérdida de estos suelos y aumento de la erosión y desertificación (Ministerio de Medio Ambiente, 2020). Además del cultivo de la hoja de coca como tal, su transformación en cocaína representa un impacto adicional sobre el medio ambiente ya que implica infraestructuras de transformación y la utilización de materiales altamente contaminantes.  El 90 % de la demanda de sustancias químicas sólidas empleadas para la extracción del alcaloide corresponden a cemento al que se le suma el permanganato de potasio, esencial para el proceso de refinación se encuentra Por su parte, el 99 % de las sustancias líquidas corresponde a gasolina u otro tipo de hidrocarburos (UNODC, 2019, págs. 48, 49).

Según cifras del IDEAM en 2015, un año antes de la firma del acuerdo de paz, se deforestaron en el país 124.035 hectáreas de bosques; un año después, la cifra había aumentado a 178.597 hectáreas, 44% más que el año anterior. Pero, 2017 fue devastador: 219.973 hectáreas de bosque fueron arrasadas. (Revista Semana, 2018). El año pasado el país perdió 158.894 hectáreas, siendo la Amazonia la región donde se presentó la mayor disminución de la superficie deforestada con 39.920 hectáreas. Nariño con 3.461 hts deforestadas, ocupó el noveno lugar a nivel nacional entre los departamentos con mayor deforestación, constituyendo la subregión de Saquianga en uno de los doce núcleos principales de deforestación en el país, siendo los cultivos de uso ilícito unas de las causas principales (IDEAM, 2020, págs. 3, 5, 6, 10). 

En 2019 el área con coca en los Parques Nacionales a nivel nacional disminuyó en 13,5 %, pasando de 7.844 hts en 2018 a 6.78534 hts en 2019. No obstante, en este mismo año en los sectores colindantes al Parque Nacional Sanquianga, situado entre los municipios de El Charco, Mosquera y Olaya Herrera en Nariño se presentó un incremento del área cultivada con coca del 6%. Se estima que en este Parque existen unas 70 hectáreas cultivadas con coca (UNODC, pág. 36).  

De acuerdo con datos oficiales, entre los años 2018 y 2019 el número de laboratorios destruidos en el departamento de Nariño por la Policía se incrementó en 163% al pasar de 291 a 763 laboratorios, siendo Tumaco con el 253% el municipio con el mayor incremento. En 2019 fueron destruidos en Tumaco 547 laboratorios. Para lo que va del año 2020 se han destruido 636 laboratorios en todo el departamento. Cabe mencionar que entre los años 2018 hasta la fecha en todo el departamento se han incautado 209 toneladas de cocaína, 120 de ellas (57%) en el año 2018 (Policía Nacional, 2020, págs. 1-2).  

Refinería ilegal destruida en 2020 por la Fuerza Pública Barbacoas con 500 galones de crudo
Foto: Fuerza de Tarea Conjunta Hércules

Otra actividad de alto impacto en el medio ambiente son las refinerías ilegales, utilizadas para el procesamiento de crudo hurtado como parte de uno de los eslabones de la cadena del narcotráfico y que tienen como finalidad surtir de gasolina para la producción de pasta base de coca (Fuerzas Militares de Colombia, 2020). Entre el año 2018 hasta la fecha en el departamento se han intervenido y destruido 786 refinerías, 425 de ellas, es decir el 56% del total en Tumaco y el resto en Barbacoas (Ministerio de Defensa Nacional, 2020, pág. 2).

Según estimaciones, el año pasado en la región pacífica colombiana se demandaron entre 803.200 y 1.084.300 litros de ácido sulfúrico y se utilizaron para el procesamiento de los alcaloides de la coca entre 142 y 191 millones de litros de combustible y entre 25 y 34 mil toneladas de cemento, de los cuales  el 51 % se demandaron en Nariño y el 44 % en Cauca (UNODC, 2019, págs. 77, 78).

Aunque si bien Nariño dejó de ser el departamento más afectado por cultivos de coca en 2019 al pasar de 41.903 hts a 36.964 hts sembradas (-12 %), siendo reemplazado por Santander con 41.711 hts, la región se viene posicionando como estratégica para como un territorio con rutas para el narcotráfico ya que la red fluvial se transporta la cocaína a Tumaco, en Nariño, para almacenarla y entregarla a otras redes; también es transportada a Ecuador, específicamente a la provincia de Esmeraldas, desde donde sale por el océano Pacifico hacia Centroamérica  o Europa y como un canal de tránsito especialmente para la cocaína producida en los departamentos de Guaviare y Meta (UNODC, 2019, págs. 25, 96).

La explotación de oro de aluvión (EVOA) es otra actividad depredadora del medio ambiente pues las evidencias indican que a nivel nacional el 52 % se encuentra en zonas excluibles de la minería (Parque Nacional Natural, Humedal RAMSAR, Reserva Forestal, etc.), el 13 % en zonas de minería restringida y el 35 % en áreas libres, permitidas para la explotación bajo el marco normativo. A nivel nacional Nariño con 2.921 hts ocupa el sexto lugar entre los departamentos con mayor afectación por EVOA en tierra, siendo el primero Antioquia con 36.447 hts (40% del total) (UNODC, 2019, págs. 7-9).

De acuerdo con cifras oficiales, en los últimos tres años en Nariño se ha explotado y producido en volúmenes importantes básicamente dos metales preciosos; la plata y en mayor proporción el oro cuya producción en los años 2018 y 2019 llegó prácticamente a una tonelada anual en promedio como se muestra en la siguiente tabla. Dicha producción se ha concentrado en los municipios costeros del departamento, siendo Tumaco donde se producción prácticamente la mitad del total de la producción

Tabla 1

Producción anual en kilogramos de oro

Nariño 2018 – 2020 p.

Municipio201820192020
Tumaco48050317
Barbacoas25822233
El Charco1798150
Magüí Payán687263
Santa Bárbara (Iscuandé)2910432
La Llanada10.120.000.00
Nariño0.020.480.40
Total1,024982196

Fuente: Agencia Nacional Minera / Corte 31-08-2020 / Procesado Fundepaz

Los inadecuados sistemas de explotación de la pequeña y mediana minería de aluvión en la costa pacífica de Nariño, especialmente de metales preciosos, vienen generando problemas ambientales a nivel local como regional, tales como pérdida y deterioro del suelo (tierras fértiles), derrames y pérdida de mercurio, tanto en el suelo como en las aguas y la atmósfera, impactos en el paisaje. La explotación de manera tecnificada, a través de retroexcavadoras, empleando una gran inversión de capital y bajo la modalidad de titulo minero y/o mediante contratos de operaciones, se desarrolla en los municipios de Magüí Payan, Barbacoas y Santa Bárbara de Iscuandé (Copornariño, 2020, pág. 19).

Actividades de desmonte de material en la Costa Pacífica de Nariño
Foto: Auditoría Geólogo Giovanni Muñoz / Corponariño

En visitas de control y monitoreo realizadas por Corponariño durante año 2019 a veinte proyectos mineros que suman en total 61 minas de explotación aluvión de oro en municipios de la costa del pacífico nariñense tales como El Charco, Barbacoas y Santa Bárbara, se encontró que 18 de ellos no cuentan con la licencia ambiental ni minero ni tampoco hay información tal como el nombre o documento del propietario de la mina (Copornariño, 2020, págs. 29, 30).

Cabe mencionar que según cifras oficiales entre el año 2018 y lo que va del 2020 en el departamento de Nariño se ha incautado y/o inmovilizado 49 máquinas y se han destruido otras 48 máquinas, incluyendo retroexcavadoras, utilizadas para la explotación minera ilegal (Policía Nacional, 2020, pág. 4).

Referencias

Copornariño. (Septiembre de 2020). Impactos ambientales generados por la actividad minera en Nariño. Pasto, Nariño, Colombia.

Fuerzas Militares de Colombia. (9 de Septiembre de 2020). Tres refinerías ilegales que atentaban contra el medio ambiente fueron desmanteladas en El Catatumbo. Obtenido de https://www.cgfm.mil.co/es/blog/tres-refinerias-ilegales-que-atentaban-contra-el-medio-ambiente-fueron-desmanteladas-en-el

IDEAM. (9 de Julio de 2020). Resultados de Monitoreo Deforestación 2019. Obtenido de http://www.ideam.gov.co/documents/10182/105413996/presentacionbalancedeforestacion2019/7c9323fc-d0a1-4c95-b1a1-1892b162c067

Ministerio de Defensa Nacional. (30 de Septiembre de 2020). Respuesta derecho de petición. Pasto, Nariño, Colombia.

Ministerio de Medio Ambiente. (2020). Minambiente llamó la atención sobre impactos de cultivos ilícitos en bosques de Colombia. Obtenido de https://www.minambiente.gov.co/index.php/noticias/4264-minambiente-llamo-la-atencion-sobre-impactos-de-cultivos-ilicitos-en-bosques-de-colombia

Policía Nacional. (25 de Septiembre de 2020). Respuesta derecho de petición información. Pasto, Nariño, Colombia.

Revista Semana. (26 de Junio de 2018). Semana Sostenible. Obtenido de https://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/deforestacion-en-colombia-despues-del-acuerdo-de-paz-con-las-farc/41088

UNODC. (n.d de Noviembre de 2019). Explotación de oro de aluvión. Evidencias a partir de percepción remota 2018. Obtenido de https://www.minenergia.gov.co/documents/10192/24159317/EVOA+espanol.pdf

UNODC. (Julio de 2019). Monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos 2019 . Obtenido de https://www.unodc.org/documents/colombia/2020/Julio/Informe-Monitoreo-de-Territorios-Afectados-por-Cultivos-Ilicitos-2019.pdf

WWF. (20 de Junio de 2020). El Chocó biogeográfico colombiano apuesta por la sostenibilidad. Obtenido de https://www.wwf.org.co/?uNewsID=361970